Estas alteraciones pueden estar divididas en fisura de labio, de paladar o ambas. Es muy importante destacar que estas alteraciones tienen varios tiempos de cirugía, a la vez que son necesarios unos cuidados especiales previa y posteriormente a la cirugía.

En muchos casos, una parte del tratamiento incluye el manejo de aparatos intrabucales para evitar complicaciones de colapso de huesos durante el crecimiento del niño.

Cuando existe una afección igual del paladar consideramos primordial que después de la cirugía plastica de reconstrucción y cuando el bebé empieza a crecer, se inicie con un apoyo de terapia de lenguaje (aproximadamente durante 2.5 años) de forma que se le enseñe al bebé a pronunciar y articular correctamente.

De todo esto se les hablará a los padres en las primeras consultas.



Resultados de la cirugía de labio y paladar:

Paciente postoperado de labio y paladar fisurado

En la primera cirugía se realiza cierre de labio al nacimiento, cuando las condiciones son adecuadas para el niño, a los 18 meses se realiza el cierre del paladar, posteriormente se maneja con aparatos de ortopedia dental pediátrica.


Reconstruccion de Labio y Paladar hendido

  1. Note la cicatriz del paladar después de unos años de la cirugía.
  2. Cicatriz de labio por la cirugía previa, que se realizó al nacimiento.
  3. Con tratamiento de Ortopedia Pediátrica y posteriormente colocación de injertos óseos se logra una adecuada erupción dentaria, así como alineación de arcada de los dientes.