Protesis de Pomulo o Cirugia Plastica de Pomulo


Indicaciones:

La Cirugía de Pómulo es aplicable en los casos de hipoplasia de malar, es decir, cuando tenemos pómulos “aplastados o planos”. En estos casos la cara tiene un aspecto poco armónico, la nariz parece más prominente y los ojos parecen ocasiones saltones.

En algunas caras con esta sintomatología, este aspecto es apenas perceptible. Por otro lado, cuando hay caída de los tejidos de la cara por la gravedad secundaria al paso de los años, frecuentemente podemos encontrar que los malares se aparentan aplanados cuando en la juventud eran mas proyectados, lo que provoca que la cara se perciba como más envejecida.


Objetivos de la Cirugía de Pómulo:

Dependiendo del caso se utilizan implantes de pómulos, injertos óseos, y ocasionalmente se puede aplicar un relleno con materiales biomédicos absorbibles o con inyección de grasa. En definitiva, esto da como resultado malares más prominentes.

El volumen que se le dé dependerá de los rasgos faciales de la cara de cada paciente, y de lo que el paciente busque.

En algunos casos durante los procedimientos de rejuvenecimiento facial (o lifting) se aprovecha para dar mejor contorno facial a los pómulos rellenando este área ya sea con hueso, con algún implante o con inyección de grasa.


Resultados:

  1. Hipoplasia de malar por caída de tejidos blandos de la mejilla.
  2. Colocación de relleno malar (pómulo), durante procedimiento de rejuvenecimiento facial (se realizó cervicoplastía).

Protesis de Pomulo Caso 1

Cirugía de Pómulo

Incisiones:

La colocación de prótesis de pómulos no deja cicatrices externas visibles, se hace a través de la boca. El relleno de grasa se hace a través de una punción con aguja y no deja ninguna cicatriz.


Aspectos quirúrgicos y postoperatorios:

  • Anestesia Local / Sedación
  • Ambulatoria
  • Tiempo de recuperación de la cirugia plastica (vuelta a vida normal) de acuerdo al caso